MÁS QUE UN AMIGO PARA ADRIÁN

Será sus ojos, sus oídos, su voz, su medio para relacionarse con el entorno. Encontrará en él compañía, afecto y, en definitiva, el perro que acompañará a Adrián se convertirá en mucho más que un amigo. Será su mejor amigo, gracias a un entrenamiento especializado que le ha preparado para acompañarle en su día a día, proporcionarle seguridad y “traducirle” la realidad que le rodea y que a veces le cuesta tanto entender.
Han hecho falta más de 19 millones de tapones, que pesan 38,20 toneladas toneladas, para conseguirlo. Con Adrián, ya son 134 los niños y niñas que han recibido 969.366 € con el proyecto Tapones para una nueva vida.