Desde pequeño, Bruno ha necesitado férulas especiales y varias intervenciones quirúrgicas para poder caminar, pero no ha sido suficiente.

Para evitar que se deformen sus pies, es muy importante que use un bipedestador: un aparato que le permite ponerse en pie y poco a poco abandonar la silla de ruedas