Han hecho falta 25 millones de tapones para ayudar a Laia, la protagonista de la campaña de los últimos meses. Puestos uno al lado del otro, estos tapones formarían una fila de 900 km; casi la misma distancia que recorrerá Laia para recibir un tratamiento único en España, con el que mejorará su calidad de vida.

La implicación de todos los taponeros y taponeras ha sido excepcional y cada vez somos más, siendo la última incorporación el Club Gimnàstic de Tarragona, en cuyo campo se hizo la entrega de la ayuda y de los cuentos donados por Signo Editores.






En la imagen, Jose Manuel Cárabe, gerente de SEUR en Tarragona, y Jose María Andreu, del Nástic de Tarragona le hacen entrega de la ayuda a Laia y a su madre. Ya son 146 los niños y niñas que han recibido más de 1 millón de euros gracias al reciclaje de más de 4.700 toneladas de tapones con el proyecto TAPONES PARA UNA NUEVA VIDA®

 

¡Gracias por regalar vuestros tapones a Laia!