LOS VOLUNTARIOS DE PORTUGAL: NO PARAMOS

Este año, nuestros voluntarios de Portugal han continuado con el compromiso de repartir ilusiones y sonrisas que ya comenzaron en 2016. Tras la visita navideña a una casa de acogida en la que entregaron juguetes y jugaron con los niños, se quedaron con ganas de más, así que decidieron ponerse manos a la obra. Como resultado, han acudido a un comedor social en Lisboa, en el que han entregado ropa de abrigo y calzado, y además no han dudado en ponerse el delantal y ayudar a servir las comidas.

Y recientemente, han visitado la sede cercana a Lisboa de Aldeias SOS, para conocer su funcionamiento, entregar ropa y calzado infantil y, por supuesto, pasar un buen rato con los niños y niñas que residen en sus casas de acogida.