Adrián , de Campo de Criptana (Ciudad Real), es un niño muy querido y siempre está acompañado por amigos y familiares. Le habéis regalado una silla de ruedas con vuestras 20,34 toneladas de tapones de plástico. Con Adrián ya son 98 los niños y niñas que han recibido ayuda del proyecto «Tapones para una nueva vida«, nos acercamos a los 100…

Se da el caso de que Adrián padece Acidemia Propiónica, una enfermedad poco frecuente infantil, cuya investigación estamos financiando con el proyecto «Su lucha ahora es mía«, puesto en marcha en 2014 con motivo de celebración de nuestro X Aniversario, gracias al cual ya se han entregado 30.000 euros a los investigadores y se están obteniendo los primeros resultados muy positivos, que nos indican que se está en «el buen camino».

Sigamos así, entonces. Muchas gracias.