Enaire es la empresa que controla el tráfico aéreo entre aeropuertos de nuestro país, es decir, quienes vigilan la circulación de aviones en las “autopistas del cielo”. Sus 2.000 trabajadores están muy comprometidos con la lucha contra el cambio climático y la calidad del aire y por ello no dudaron en adherirse a  TAPONES PARA UNA NUEVA VIDA® pues además de ayudar a niños y niñas con graves problemas de salud, también se contribuye a proteger el medio ambiente gracias al reciclaje del plástico de los tapones. Aprovechamos que hoy, 17 de mayo, es el Día Internacional del Reciclaje para recordarlo.
Les entregamos un diploma de agradecimiento por los 60.000 tapones que habían reunido en sus oficinas centrales de Madrid y nos alegraron con la noticia de que habían decidido ampliar el proyecto a sus delegaciones de Baleares y Canarias en los próximos meses.


En la imagen, los equipos de Enaire implicados en el proyecto (Servicios Generales, Medio Ambiente, Comunicación y Recursos Humanos, liderados por su director general) con Ramón Mayo y Mireia Mercader, de Fundación SEUR.

 

El cielo de todo el país también es taponero