Izan le encanta la música, y a nosotros también. Así que el pasado viernes, le entregamos su ayuda de 10.000 € procedentes de Tapones para una nueva vida para que pueda acceder a terapias de rehabilitación y de paso, celebramos con él que se alcanza el millón de euros entregados con este proyecto, y ¿qué mejor manera de celebrarlo que con unos microconciertos?
Durante unos instantes, las notas del violín y la guitarra de las músicos de la ONG Músicos por la Salud invadieron la nave y oficinas de SEUR Mallorca. Fue nuestro homenaje a los compañeros y compañeras que hacen posible este proyecto, con especial atención a los repartidores, pieza fundamental para que los tapones se conviertan en solidarios.
Gracias a Sergio, Felix, Nieves y Juana por vuestra excelente predisposición y enhorabuena por el equipo tan genial de Mallorca, todo un ejemplo del espíritu taponero.